Borrell acusa a Israel de haber financiado a Hamás para debilitar a Palestina | Internacional

El alto representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, ha acusado este viernes abiertamente a Israel de haber financiado durante años a la milicia palestina Hamás para debilitar a Palestina y fortalecer el Estado israelí. En un discurso pronunciado en la Universidad de Valladolid, donde ha sido nombrado doctor honoris causa, el jefe de la diplomacia europea ha insistido además en la necesidad de crear un Estado palestino como parte de una solución al conflicto pese a la negativa del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Sus declaraciones se han conocido mientras, en Bruselas, los Veintisiete daban el visto bueno final a un nuevo régimen de sanciones que se aplicará contra quienes den apoyo económico a Hamás, considerada organización terrorista por la UE y Estados Unidos.

El mensaje de Borrell constituye el más rotundo que haya lanzado ningún dirigente europeo sobre la hipótesis de que las autoridades israelíes han empleado recursos en fortalecer a la organización que gobierna en Gaza. “Hamás fue financiado por el Gobierno de Israel en un intento de debilitar a la Autoridad Palestina liderada por Fatah [organización política fundada por el exlíder palestino Yaser Arafat en 1958, 10 años después de la independencia israelí]”, ha afirmado Borrell desde Valladolid.

No es la primera vez que trasciende la idea de que el Gobierno de Netanyahu ha impulsado a Hamás, algo que el primer ministro israelí niega. Así lo han afirmado tanto la oposición israelí como analistas y diferentes medios nacionales e internacionales al menos desde que estalló el conflicto: The New York Times aseguraba en diciembre que el Gobierno catarí envió durante años millones de dólares a la franja de Gaza para apoyar al Gobierno de Hamás, una acción que contaba con el visto bueno israelí, que “no solo toleró esos pagos, sino que los alentó” hasta poco antes del ataque terrorista de la milicia del 7 de octubre, según el diario estadounidense. También The Times of Israel ha afirmado que el Gobierno “ha permitido desde 2018 que maletas con millones en efectivo desde Qatar entren en Gaza para mantener su frágil alto el fuego con los gobernantes de Hamás en la Franja”. El propio Borrell, durante un debate parlamentario sobre Gaza el pasado diciembre en el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo, citó unas declaraciones de Netanyahu en marzo de 2019 ante la Kneset afirmando: “Transferir dinero a Hamás (…) es parte de nuestra estrategia para asegurarnos de que nunca exista un Estado palestino”. No obstante, es la primera vez que el jefe de la diplomacia europea acusa tan directamente a Israel de haber sufragado y alimentado a Hamás.

En su discurso de agradecimiento al nombramiento como doctor honoris causa en la universidad donde dio clase en 1982 como profesor agregado de Matemáticas, Borrell también ha vuelto a reclamar la creación de un Estado en Palestina, como se hiciera antaño en Israel, porque en caso contrario “la espiral de odio seguirá generación tras generación”. Para la máxima figura de la política exterior comunitaria, “la única solución es crear dos Estados que compartan la tierra por la que llevan 100 años muriendo”, una solución que se debe “imponer desde el exterior”, o sea, desde la comunidad internacional. “Todo el mundo excepto Israel” desea este desenlace, ha agregado, si bien también ha hecho autocrítica del papel de la UE: “Ha hecho poco y predicado mucho”.

Nuevas sanciones contra Hamás y la Yihad Islámica

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

En la misma jornada en que Borrell ha transmitido estas ideas, la Unión Europea ha adoptado un nuevo marco legal para sancionar a quienes “apoyen, faciliten o permitan acciones violentas por parte de Hamás y la Yihad Islámica Palestina” y ha designado ya a un primer grupo de seis personas, a quienes se inmovilizarán todos los fondos y recursos económicos que tengan en territorio europeo y se prohibirá realizar transacciones económicas con ellas.

“Con este nuevo marco de medidas restrictivas contra quienes apoyen las acciones violentas de Hamás y la Yihad Islámica Palestina, la UE demuestra que estamos dispuestos a dar pasos decisivos para reaccionar ante la brutalidad mostrada por los terroristas el 7 de octubre”, ha afirmado Borrell en un comunicado emitido desde Bruselas. “Israelíes y palestinos se merecen vivir en una paz justa, segura y duradera”, ha agregado.

Además de sancionar a quienes financien a Hamás, el nuevo reglamento también permite hacerlo contra quienes proporcionen, vendan o transfieran armas y material relacionado a las dos organizaciones terroristas o “apoyen acciones que minen o amenacen la estabilidad o seguridad de Israel” o estén involucrados en “graves violaciones de la ley humanitaria internacional, incitando o provocando públicamente acciones públicas” de las dos organizaciones sancionadas, ha destacado el Consejo de la UE.

Los sancionados en esta primera ronda son seis individuos procedentes de Sudán, Líbano, Jordania y Palestina. Salvo el palestino Musa Muhammad Salim Dudin, según la UE un “agente sénior de Hamás y miembro de su politburó” y de “la oficina de inversiones” de la milicia, el resto son cambistas o empresarios acusados de haber financiado a través de sus redes de negocios a la milicia palestina.

Los seis designados, a los que podrán unirse en el futuro nuevos individuos o empresas, tendrán además “vetado el ingreso a nuestro territorio”, adelantó un alto funcionario de la UE poco antes de que el nuevo reglamento fuera publicado en el Diario Oficial de la UE.

La decisión llega en la misma semana en que la UE incluyó en su lista negra de terroristas al líder político de Hamás, Yahia Sinwar, considerado como uno de los cerebros del ataque terrorista contra Israel del 7 de octubre junto con el jefe militar de la milicia, Mohamed Deif, que figura en esa lista desde diciembre.

Además, este nuevo acuerdo para sancionar a individuos o entidades que financien a Hamás llega justo antes del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE que se celebrará este lunes en Bruselas y que tiene prevista una larga agenda sobre el conflicto en Oriente Próximo. Fuentes diplomáticas han indicado que se quería enviar una “señal política” de cara a esta cita, en la que han sido invitados además los ministros de Exteriores israelí, Israel Katz, y el palestino, Riyad al Maliki, —en encuentros por separado—, así como los jefes de la diplomacia de Egipto, Arabia Saudí y Jordania, además del secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit. En la cita también participará Borrell.

Las sanciones a Hamás deberían formar un paquete “secuenciado”, según otras fuentes europeas, en las que también se sancione, como ha pedido Borrell reiteradamente, a los colonos extremistas violentos de Cisjordania. Pero diversas fuentes diplomáticas confirman que todavía falta el consenso para dar este paso, que requiere unanimidad de los Veintisiete.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

By Norman Alvarado

You May Also Like